jueves, 24 de marzo de 2011

Cinco horas con Mario, de Miguel Delibes

Impresión general
La novela de Miguel Delibes atrapa por la estupenda descripción de una época y de una mentalidad y por la sofocante articulación de unos pensamientos reiterativos (el coche, la noche de bodas, la sombra de la infidelidad con la cuñada, etc.) de la protagonista que producen cierta angustia en el lector (similar angustia que debía producir esa sociedad para las personas liberales y no adscritas al régimen), aunque pueden llegar a cansar.

Resumen de la trama
La novela narra el repaso vital –y, en concreto, matrimonial– que realiza una viuda (Carmenchu), de la clase media española de los años sesenta, en el velatorio de su marido.
La protagonista, una ama de casa, se queda viuda de repente. En esos momentos en los que el cuerpo del difunto todavía está presente en el domicilio, y una vez despedidas todas las visitas, Carmenchu hace un recorrido que dura la noche por toda su andadura matrimonial.
En ese recorrido, la viuda arremete de manera reiterada contra lo que ha sido su matrimonio. Sin poner en duda la bondad de su marido, comienza a realizar un repaso de su forma de ser (egoísta, orgulloso, desconsiderado), de su vida sexual (la noche de bodas, lo bruto, etc.), de su posición social (falta de ambición, ausencia de estatus, relación con personas de clase baja, etc.), de su relación con la política (preocupación por los problemas sociales, desprecio de ciertas ventajas como las recomendaciones para conseguir piso, etc.), de su posición ante la guerra (la entiende como una guerra civil y no una cruzada), de sus veleidades literarias (libros que nadie entiende, grupo de amigos en la tertulia, etc.), de su posición religiosa (es postconcial), de las relaciones familiares con suegros, cuñados, etc.
Pero, también, aprovecha para justificar sus acciones como el adulterio no consumado con Paco, un ex novio un poco paleto que ha triunfado en la vida y que conduce un Tiburón (algo que a ella aprecia muchos).
La novela acaba cuando se llevan el cuerpo de marido a la mañana siguiente.

Personajes
La historia está basada en dos grandes personajes: Mario y Carmenchu. Mario está muerto, pero todo lo que dice Carmenchu sobre su relación matrimonial nos permite conocer, por defecto, a su marido.
Carmenchu es una mujer de unos cincuenta años, con varios hijos, de clase social media-alta, con pretensiones, que su marido no ha sabido satisfacer. Representa la ideología del régimen, la ideología de los ganadores, sin dudas vitales, con la ideas claras, con opiniones ajustadas a lo socialmente correcto. El autor, de una forma un tanto despiada, la deja vendida para que saque todas sus miserias sin apoyarla en ningún momento.
Mario es el disidente dentro del régimen. Aunque también luchó en la guerra con los nacionales, es un catedrático de instituto que tiene sus propias opiniones y su forma de entender las cosas. Podría afirmarse que representa la rebeldía –que no la revolución –dentro de un orden. El autor le va engrandeciendo en contraste con el empequeñecimiento de su mujer. Además, tiene similitudes con la vida real del autor.
Después aparecen los familiares de Carmen o de Mario (padres, hermanos, cuñados, etc.), los hijos todavía jóvenes, los amigos (sobre todo de Carmen), la tertulia.
La sociedad es un personaje omnipresente. Como también podría serlo El Correo, periódico gestionado por personas “desafectas” al régimen y donde colabora Mario.

Temas
El tema general es el matrimonio en la sociedad española en los años sesenta y, en concreto, la incomunicación de dos personas que comparten más de veinte años juntos.
El libro describe de manera indirecta los hábitos familiares, las costumbres, los piques entre los familiares, etc.
Además, aborda otros muchos temas sociales como la amistad, la política, la pobreza, la guerra, la literatura, etc. En definitiva, es multi-temática.

Lenguaje y técnica literaria
Novela correctamente escrita, con un estilo literario muy trabajado y con un lenguaje desenfadado ajustado a las necesidades del monólogo. Aún así, me ha sorprendido la utilización de varios laísmos y loísmos por parte de autor que, entiendo, son fruto cultura de una zona determinada de Castilla.
El género podríamos encajarlo en una novela realista con un gran componente psicológico. Su estructura es un continuo flash-back donde la protagonista recuerda episodios de su vida en pareja.
Sin embargo, ese recuerdo no es lineal, sino desordenado, circular, volviendo de manera reiterada a comentarios/situaciones anteriores, con lo que logra un ambiente un tanto obsesivo y asfixiante (deseo de tener un seiscientos, desprecio en la noche de bodas, hijo natural en la familia, etc.). por eso, esta estructura circular puede llegas a cansar al lector por el abuso del autor.
La novela comienza en tercera persona con una capítulo muy logrado en donde muchos de los personajes –que después se conocerán con mayor detalle– se encuentran (acuden a casa a dar el pésame a la mujer). También acaba en tercera persona con el traslado del féretro.
A partir de ahí, cada capítulo –que tiene una frase bíblica inicial de reflexión–, trata sobre distintos aspectos/momentos de su relación.
La tensión es continua en todo el libro, con un ritmo ligero. La obra es coherente en todo momento, con un lenguaje coloquial, pero cuidado, que utiliza muchos refranes, expresiones hechas, etc.

Factores positivos
La novela posee un alto valor literario con un monologo rico en forma y contenido que puede hacer las delicias a aquellas personas que quieran descubrir una época determinada de nuestra reciente historia.

Factores negativos
Quizá el único factor negativo es el cansancio que puede producir en el lector el efecto reiteración. Llega un momento que el abuso de ese elemento hace que la atención baje y el interés disminuya.

Valoración de la obra
Literaria
A pesar de las pequeñas objeciones comentadas, es una novela de primera magnitud escrita con maestría y donde la psicología de los personajes y de la época está perfectamente reflejada.
Puntuación: 8,5

Comercial
Es una obra que funcionará bien en el mercado porque hay una especie de interés por “revivir” literariamente aquellos años (como la serie de televisión Cuéntame).
Puntuación: 7

Público
Adultos de ambos sexos, de nivel cultural medio-alto, casados, a partir de los 30 años.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada